martes, 24 de septiembre de 2013

Cosmología y cosmogonía mesoamericanas representadas en la Ceremonia Ritual de los Voladores de Papantla

Autor: Paulo César Ramírez Silva, 22 de junio de 2013


Astronomía y cosmología prehispánica: El siglo prehispánico Mexicano de 52 años

Cincuenta y dos (52) es un número de gran relevancia para las distintas culturas de la América Precolombina, y especialmente las que existieron en la región conocida como Mesoamérica, que abarcó una parte importante del centro-oeste, centro y sureste de México. Varios calendarios mesoamericanos comparten la misma estructura, siendo los más conocidos el Maya y el Azteca, contemporáneos de otras culturas como la Zapoteca y Olmeca. [1]

El nombre completo de cualquier fecha en el sistema de calendario maya consiste de una fecha Tzolk’in (calendario ritual de 260 días: 13 meses de 20 días) y una fecha Haab (calendario solar de 365 días: 18 meses de 20 días más 5 días Uayeb). La Rueda Calendárica es el entretejido de los calendarios Tzolk’in y Haab. En la Rueda Calendárica, una combinación del Tzolk’in y el Haab no se repetirán hasta que hayan pasado 52 años Mayas (Haabs), o 18,980 Kines (días).[2]

Rueda calendárica:[3]


Rueda calendárica en museo Maya de Chetumal, Quintana Roo.

Cada 52 vueltas del Haab se celebraba la ceremonia del fuego nuevo, analógicamente era un "siglo Maya".[4] Frecuentemente se atribuye a la deidad Itzamná el conocimiento del sistema calendárico Maya ancestral, así como la escritura en general y otros aspectos fundamentales de la cultura Maya.[5]

Los antiguos Mayas también usaban un sistema de calendario llamado Cuenta Larga. El calendario de Cuenta Larga da a cada día una denominación única dentro de un período de tiempo de aproximadamente 5125 y 1/3 de años solares o tropicales. Una fecha de Cuenta Larga, más una fecha de la Rueda Calendárica, que incluye el Tzolk’in y el Haab, fue utilizada por los antiguos mayas para colocar eventos míticos e históricos en orden cronológico. El calendario de Cuenta Larga es un sistema que cuenta 5 ciclos de tiempo.[6]

Actualmente estamos viviendo en el 13 Baktún, que inició el 21 de diciembre de 2012, o bien la era del sexto sol. Este sistema calendárico cíclico, en conjunto su sistema matemático y avanzadas observaciones astronómicas, permitieron a los Mayas conocer el movimiento detallado de los astros y realizar precisas predicciones de eventos con cientos y miles de años de anticipación, como eclipses y alineaciones planetarias (entre otros). Nuevos investigadores han demostrado que su sistema matemático es de naturaleza fractal, es decir, que partiendo de una estructura simple, ésta se repite a diferentes escalas, como lo es la misma estructura de nuestro universo. [7]

Por todo esto, el número 52 es nuestro siglo calendárico que compartieron varias culturas mesoamericanas, y en especial del sistema calendárico y numérico más avanzado de la antigüedad: el Maya.

Cosmogonía, Cosmología Mesoamericana-Maya y los Voladores de Papantla

La cosmogonía se define como un relato mítico relativo a los orígenes del mundo[8], del universo y de la propia humanidad.[9] La cosmología es una parte de la astronomía que trata de las leyes generales, del origen y de la evolución del universo[10], así como su estructura a gran escala.[11]

En la mitología Maya, la creación del mundo está asociada con una deidad mítica con forma de ave (Itzamná), que reside en el Árbol del Mundo[12], de la Vida, Árbol Sagrado o Ceiba y también interpretado como Eje Cósmico[13] (el centro del mundo).

Según la Enciclopedia Británica, el árbol del conocimiento, que une el cielo y el inframundo, y el árbol de la vida, que conecta todas las formas de creación, son formas del árbol del mundo o árbol cósmico.[14] Para algunos pensadores, el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal, representado en diversas religiones y filosofías, son el mismo árbol.[15]

Así, los mayas consideraban que el universo fue concebido como una manifestación de las fuerzas divinas, y el cosmos que estaba en constante movimiento, lo representaron en tres niveles: Plano celeste, plano terrestre e inframundo.

De tal manera que la tierra (plano terrestre) fue imaginada como una plancha cuadrangular, que estaba dividida en cuatro sectores, cada uno de ellos teniendo como símbolo un color, representado con una Ceiba, sobre la cual se posa un pájaro. Estas ceibas son árboles sagrados que sostienen el cielo al lado de los Bacabes, divinidades antropomórficas que también representaban el orden del mundo.

Tanto las ceibas como el pájaro que posaba sobre ellas eran de un color determinado con el cual se identificaba cada región: negro para el oeste, blanco para el norte, rojo para el este y amarillo para el sur.

En la parte central de la plancha terrestre destacaba Yaax Imix Che, la “Gran Madre Ceiba” o Ceiba verde, una gran Ceiba dispuesta en el centro del universo que atraviesa los tres planos: con sus ramas y hojas el plano Celeste, o mundo superior donde habitan los trece dioses Oxlaun-Ti-Ku; con su tallo el plano terrestre donde habitan los hombres; y con sus raíces penetra el inframundo donde habitan los nueve señores de la noche o Bolon-Ti-Ku. Esta imagen del árbol cósmico situado en el centro del mundo es una de las más representativas del simbolismo universal del centro, en los antiguos mayas.[16]

Representación del Árbol Sagrado de los Mayas: 13 niveles celestes, la tierra y 9 niveles del inframundo[17]

Los Voladores de Papantla


“Todos descendemos del cielo y bailamos sobre la misma tierra”.[18]

Uniendo la cosmología y cosmogonía mesoamericana y especialmente la Maya, cuya influencia se extendió a gran parte de Mesoamérica y puesto que su esplendor y creación de calendario, sistema matemático y mitología sirvieron como base para culturas cuyo esplendor fue en épocas posteriores, es posible brindar una interpretación integrada del Rito Ceremonial de los Voladores de Papantla.

La ceremonia comienza desde la búsqueda del nuevo tronco sagrado, su talado, transporte, colocación y posteriormente el acto en sí del vuelo descendiente de los Voladores de Papantla.

El personaje central se queda de pie en el centro del palo (árbol del mundo, eje del universo) y toca la flauta, que representa el sonido de aves cantando. Los otros cuatro hombres-pájaro, que representan las cuatro direcciones y los cuatro elementos básicos giran alrededor del palo para representar la recreación del mundo y la regeneración de la vida. El caporal o guía espiritual representa el quinto sol[19], quien también simboliza el vínculo entre lo terrenal y el sol.[20] Así como las cuerdas se desenvuelven y los hombres-pájaro giran y descienden, se genera una imagen de una pirámide en movimiento; considerando que la geometría piramidal fue de gran interés para las culturas prehispánicas.

Los cuatro hombres-pájaro descendiendo de los cielos hacia el mundo terrenal.

Los cuatro voladores giran trece vueltas (simulando descender por los 13 cielos del dios sol[21]) para en conjunto sumar un total de 52 vueltas[22], equivalentes al siglo mesoamericano. La ceremonia ritual fue realizada cada 52 años (en los cambios del siglo).[23]

Los voladores de Papantla simbolizan el enlace entre la Tierra y el Cielo, lo humano con lo sagrado.[24] La flauta representa el canto de las aves y el tambor la voz de los dioses[25], con la que el caporal entona el "son del perdón".[26]

"Cuando el guía espiritual lo indica, se desciende del cielo y a partir de ese momento se dice que se convierten en aves que traen consigo la semilla de la vida que el Sol les dio para que al tocar la tierra quede fecundada" – Víctor García, líder del Consejo Juvenil de Voladores y vocero oficial de Voladores Totonacos[27]

Así tenemos entonces una ceremonia ritual que incluye los más importantes elementos de la cosmogonía y cosmología mesoamericanas. Todo un orgullo que la Ceremonia Ritual de los Voladores de Papantla haya sido reconocida por la UNESCO en 2009 como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.




[14] world tree in the Encyclopædia Britannica
[22] Heyden, p. 143. Headrick, Annabeth (2002) "The Great Goddess at Teotihuacan" in Andrea Stone, ed. Heart of Creation: the Mesoamerican World and the Legacy of Linda Schele, University of Alabama Press, Tuscaloosa, Alabama, ISBN 0-8173-1138-6, pp. 88-89.

lunes, 2 de julio de 2012


Hagamos entonces lo que el pueblo pide, acepta y se merece.


Hoy desperté, y sentí que era parte de una TV Novela o de algún Reality de muy poca calidad y contenido como los de Televisa (TV Azteca no se queda atrás).


La verdad duele, pero es eso: Verdad. Al pueblo de México lo que le interesa y compra es el entretenimiento; es fácilmente manipulable, especialmente mediante el miedo y reacciona con posturas anti-racionales que facilitan esa manipulación; prefiere vivir infeliz con una promesa de “felicidad eterna después de esta vida” en lugar de tener el valor y la determinación para ser feliz ahora mismo. Prefiere una promesa de ganarse una vida digna de manera fácil y con poco esfuerzo, a invertir primeramente su tiempo en desarrollarse como un ser humano integral. Prefiere alimentar sus creencias con las emociones y adrenalina que provoca el defender sus puntos de vista, en lugar de tener un diálogo abierto y basado en evidencias. Prefiere no conocer esas evidencias o descartarlas por anticipado, a atreverse a cambiar sus más arraigados puntos de vista sobre algo, o alguien. 


Creo que he entendido finalmente porqué, aún contando con una muy buena cantidad de resultados en mi desarrollo profesional, no me son totalmente satisfactorios. No he terminado de entender que al cliente hay qué darle lo que quiere.


Hagamos entonces lo que el pueblo pide, acepta y se merece.


Ahora el propósito es simple: ganar y acumular cuanto dinero sea posible, de todas y cada una de las maneras en que mi presidente casi electo y la historia de su partido han mostrado que se pueden hacer.


Gracias pueblo de México, por haberme ayudado a tener esta magnífica revelación personal.
Pd. No se trata de cosas buenas o malas, se trata de una simple cuestión de oferta y demanda.


Atentamente,


Paulo César Ramírez Silva

sábado, 19 de mayo de 2012

¿Vulgaridad, Calentura y Locura... o Arte?

¡¡No entiendo el arte ni el baile clásico (ballet-jazz) y menos sus versiones modernas!!

A quien se desnuda o "enseña de más" en cualquier lugar menos la playa le dicen vulgar, etc etc... si lo hacen los bailarines en el Teatro le llaman arte.

Si una mujer muestra sus senos en la calle o en un concierto de Rock le llaman loca, piruja, etc etc... si lo hace la bailarina en el Teatro le llaman arte.

En la retorcida moral tradicional le enseñan a las mujeres a tener siempre las piernas cerradas... las bailarinas parecen haber aprendido todas las maneras de mantener abiertas las piernas, y pareciera que es mejor entre más las abran y más muestren al público su capacidad de hacerlo.

Si una pareja que realmente se ama se tocan en la calle les llaman calientes, etc etc... si lo hacen los bailarines estando semidesnudos, tocándose todo cuanto pueden y arrastrándose en el piso en el Teatro le llaman arte y expresión corporal.

Si personas del mismo sexo en la calle bailan juntos o se ven juntos tocándose y mirándose fijamente de frente se les dice maricones, homosexuales, etc.... si un par de bailarines del mismo sexo lo hacen en el Teatro le llaman arte y expresión corporal...

Y lo mejor de todo: que una obra que muestra todo esto se haya presentado en León con lo mochos que son los leoneses... es más que interesante!!!! Hasta les aplaudieron!!!! Quién lo imaginaría!!!

Pero al fin: de tu arte a mi arte... pues ... jajajaa...

domingo, 8 de abril de 2012

Por suerte no he muerto crucificado o quemado en la hoguera...

Por Paulo César Ramírez Silva, 8 de abril de 2012.


Cuánto agradezco haber nacido en esta época, ya que de haberlo hecho en otra ya me hubieran crucificado, quemado en la hoguera, etc., por la simple razón de pensar, ser libre, sano y feliz. 

Sólo con el afán de invitar a pensar de manera profunda, dejo algunas cuestiones para quien se atreva a analizarlas y responderlas:

1. ¿Cómo se le llama quien usa como su principal símbolo de Fe a uno de los métodos de tortura más sangrientos, despiadados, dolorosos y humillantes jamás inventados; es decir, la crucifixión romana?, y ¿cómo se le dice cuando observa otras imágenes no relacionadas ni con violencia ni sufrimiento ni sangre (como un Buda, por ejemplo) y las rechaza?

2. ¿Cómo se le llama a quien desconoce o simplemente niega que la Iglesia Católica Romana nació en el año 325, en el Primer Concilio de Nicea, promovido por el Emperador Constantino y con un fin de poder político-religioso?, ¿y que después de siglo y medio de haberse constituido como un Imperio Católico, éste llegó a su decadencia?

3. En sí una guerra es absurda, pero, ¿cómo se le llama a quien por simple cuestión histórica desconoce o niega que las guerras más absurdas han sido originadas por conflictos de dogmas de Fe?, ¿cómo se le dice a quien desconoce o niega que el Cristianismo es tal vez el movimiento religioso que más vidas ha tomado y que más culturas ha exterminado? Más aún, ¿cómo se le dice a quien le pone el nombre de “Santa” a una guerra, o a quien cree que son designio de dios?

4. ¿Cómo se le llama a quien desconoce o niega que la Invasión y Evangelización de América es posiblemente el mayor genocidio en la historia de la humanidad, habiendo terminado con la vida de aproximadamente el 90% de los pueblos nativos americanos y casi exterminado su cultura?

5. ¿Cómo se le llama a quien cree que cuestiones como la Nueva Era, que en realidad son una suma de conocimientos y sabiduría antiquísima, realmente NO ES NUEVA; cuando no se dan cuenta que por un lado el Catolicismo apenas lleva 1700 años y que en América es precisamente el Catolicismo la Nueva Era, con apenas medio siglo de inicio de la evangelización; ya que aquí ya teníamos sistemas de creencias funcionando y que fueron casi eliminados con la Invasión y Evangelización Española?

6. ¿Cómo se le llama a quien acepta una creencia como válida porque supuestamente es un mensaje divino, pero que a través de la historia demuestra que se ha equivocado en una infinidad de ocasiones y de manera más que sobresaliente? Más aún, ¿cómo se le dice a quien toma un libro como su fuente de “palabra de dios”, y que así como le sucedió a Fray Luis de León por TRADUCIR el Cantar de los Cantares luego fue procesado y puesto en prisión por la Inquisición?, ¿o a Galileo Galilei?, etc etc etc etc etc etc etc etc etc etc etc etc... 

7. ¿Cómo se le llama a quien vive en un pequeño mundo de aproximadamente un 16% del total del la población mundial (Iglesia Católica Romana), y que sin embargo asegura que su verdad es LA verdad?

8. ¿Cómo se le llama a quien cree que la vida se trata de sufrir, para luego poder aspirar a un “cielo” como recompensa eterna?

9. ¿Cómo se le llama a quien por un lado cree que dios creó TODO, pero por otro que hay bastantes cosas que realmente no son de dios y que son “pecado”?, ¿cómo se le dice a quien asegura ser hijo de dios, pero pecaminoso?

10. ¿Cómo se le llama a quien le fue dado un Ser para VIVIR Y DESARROLLAR, una mente para PENSAR, un cuerpo para DISFRUTAR, un mundo entero para EXPERIMENTAR y que sin embargo se queda en seguir indicaciones de lo que “es bueno” y lo que “es malo”?

11. ¿Cómo se le llama a quien dice que las culturas nativas americanas eran supersticiosas porque tenían un profundo conocimiento y respeto por aquellos entes FÍSICOS (los astros y su movimiento) que efectivamente mantienen el curso de la vida, y no se dan cuenta que ellos creen en verdaderos cuentos de hadas que no tienen más sustento que un libro (Biblia) que fue publicado por primera vez según sus intereses por la iglesia católica bajo el pontificado de San Dámaso I en el Sínodo de Roma del año 382, y que como todo en la iglesia ha sufrido varios cambios, a pesar de afirmar que es de origen “divino”?

Sólo por comentar algunas...

martes, 26 de julio de 2011

Aprovecha tu dinero: Tips para Emprendedores

Por Paulo César Ramírez Silva. Julio de 2011.

Consejos mucho muy prácticos. Comienzo dividiendo dos escenarios: cuando hay utilidades y cuando no las hay, y termino con algunas recomendaciones para los gastos personales. Te recomiendo bastante que los analices y no los tomes a la ligera, porque pueden hacer la diferencia cuando más lo necesites...

Vivimos en un entorno muy dinámico, que cambia demasiado rápido y donde en un momento podemos tener una cantidad importante de clientes y en el siguiente muy pocos. No hay seguridad de nada y por ello te brindo los siguientes consejos.
Reglas esenciales:
  1. Todo peso que sale de tu bolsillo debe ser para regresarte una cantidad mayor. Sea de manera tangible o intangible; es decir, si compras capacitación es para que en el mediano y largo plazo puedas ganar más. No olvides invertir en tí mismo y recuerda que todo lo relacionado con gadgets tecnológicos, moda y automóviles son lo que más rápido pierden valor. Comprendiendo bien esta regla todas las demás surgen en automático. Cada vez que vayas a gastar algo analiza detenidamente: ¿Qué me va a regresar (tangible e intangible), cómo y cuándo?, ¿el valor generado supera el costo?
  2. No comprar por emoción, sino por valor generado. Sé muy bien que a todos nos gana en alguna ocasión los “me lo merezco”, “he trabajado mucho por estos placeres de la vida”, “sólo es un pequeño gusto”, etc. Cuando tienes un millón de pesos de utilidades y gastas 50 mil en un gusto tal vez no representa mayor problema, pero cuando quieres gastar medio millón, o el millón completo y además te endeudas creyendo que con los nuevos clientes pagarás el resto ahí sí puede haber importantes problemas... El manejo actual de dineros es una cuestión totalmente tangible (de nivel 1 según mi modelo), por lo que no es conveniente mezclarla con sentimientos, emociones y visiones del futuro.
  3. El primer beneficiario de las utilidades soy yo mismo. Claro que es una experiencia muy grata invitarles a la familia y amigos muchas cosas, darle trabajo a más personas (aunque no sean realmente necesarias), comprar más infraestructura, equipo y maquinaria, etc. Pero siguiendo el punto anterior, si esto representa un porcentaje importante de las utilidades puedes meterte en problemas cuando no las haya. En más de una ocasión he llamado tacaños a personas que cuidan mucho su dinero, pero en temporadas de “vacas flacas” he tenido qué reconsiderar seriamente eso...
  4. Si no está incluido en el presupuesto no se compra, ni se gasta de más de lo presupuestado. Igual, si tienes un amplio margen de maniobra no hay problema en agregar algo al presupuesto que demuestra que generará buen valor, pero si no lo tienes piénsalo muy muy bien.

Escenario 1: Prioridades cuando hay utilidades

  1. Asegura contar con excelente salud física. Si tienes pendiente cualquier cuestión de salud física, este es el momento para atenderte. O bien aunque creas que tienes buena salud, vale mucho la pena hacerte un examen completo (Check-Up). Teniendo salud física todo lo demás es posible hacerlo, y créeme que no es nada agradable requerir de tratamientos médicos cuando no hay flujo de efectivo suficiente. Por otro lado, la salud mental y espiritual dependen de tí, por lo que son independientes de las utilidades o flujo de efectivo. Sí es necesario que también las cuides y mucho, porque salvo el cuerpo roto o golpeado toda enfermedad es causada por una relación interdependiente entre cuerpo-mente-espíritu.
  2. Paga sueldos. Incluyendo el tuyo. El gran error de los emprendedores es que no tenemos un sueldo asignado y vamos tomando lo necesario según se va requiriendo. Paga los sueldos de tus colaboradores, sus prestaciones y asegúrate que tu sueldo sea competitivo acorde con el mercado. Esto último es importante, porque si crees que por ser tú el creador de la empresa te mereces un sueldo muy alto es muy probable que puedas tener problemas financieros en el futuro. Si el mercado paga 20 mil pesos a un puesto como el tuyo y tú necesitas 25 mil para vivir entonces necesitas ajustar tu estilo de vida a 20 mil y que los otros 5 mil o más se generen de las utilidades del negocio. Recuerda que eres empresario y no empleado. El empresario busca utilidades, mientras que el empleado busca un sueldo.
  3. Paga a tus proveedores. Tus proveedores pueden dejar de surtirte si no les pagas, pero si no pagas a tus empleados pueden dejar de atender a tus clientes y por ende perderás ingresos. Siempre mantén buena comunicación con tus proveedores, porque toda relación de negocios se fortalece con el tiempo y puede llevarte a promociones especiales, descuentos y en general mejores opciones que con otros de sus clientes.
  4. Paga tus impuestos. Todavía hoy Hacienda es más lenta para cobrar adeudos que tus proveedores o tus empleados, por lo que ocupa el siguiente lugar dentro de las prioridades. Sin embargo no olvides ponerte al corriente, porque una vez que se ha dado cuenta que le debes dinero no es tan fácil negociar con ella como lo es con tus proveedores o empleados.
  5. Ahorra. Tanto en lo personal como para el negocio. Tu sueldo debe alcanzarte para tus gastos básicos y para ahorrar al menos el 10%. Para ambos casos asegura que cada mes puedas destinar un porcentaje de las utilidades para ahorrar, hasta el punto donde tengas disponible en una primera instancia 3 meses asegurados de gastos mensuales, y con la meta de lograr 6 meses de “colchón”. Con esta cantidad podrás tener tiempo suficiente incluso para rediseñar tu empresa si ocurre algún evento inesperado del entorno.
  6. Invierte. Utiliza otro porcentaje de las utilidades para invertir; una parte en el crecimiento directo de la empresa (mercadotecnia, infraestructura, equipo, maquinaria, capital humano, etc.) y otra en inversiones donde directamente ganas dinero. Es conveniente que investigues cuáles son las cosas que ganan valor en el tiempo, y cuáles son las que van perdiendo valor. Recuerda, por favor recuerda que principalmente los gadgets tecnológicos, la moda y los automóviles son las cosas que más rápido pierden valor. Los viajes, las comidas en buenos restaurantes y otros placeres sí son una experiencia de vida, pero también son cosas que significan mucho dinero y prácticamente nunca regresan. Compra oro, plata, propiedades inmobiliarias, o bien combínalo con una inversión de mediano y largo plazo en alguna sociedad de inversión o la bolsa.
  7. Realiza compras adicionales, incluyendo algunos placeres. Ahora sí, y sólo si tienes remanentes habiendo hecho todo lo anterior, anímate a invertir con riesgo, a hacer crecer la empresa con riesgo (nuevos programas, nuevas estrategias, personal y equipo adicional), a retirar utilidades para tí y comprarte uno que otro gusto personal, o para realizar un viaje. En este punto es cuando puedes decir: “me compro este gusto porque realmente puedo hacerlo”.

Escenario 2: Prioridades cuando NO hay utilidades

Realmente son similares, aunque quise comenzar con el escenario de contar con utilidades, porque es en ese momento cuando tenemos la oportunidad de fundamentar un crecimiento económico sostenido, como personas y como empresarios. Cuando no se tienen utilidades no hay mucho qué hacer más que seguir buscando clientes. Las Reglas Esenciales son las mismas, y aquí algunos ajustes a las prioridades según el escenario específico:

  1. Procura no enfermarte. Una enfermedad puede desequilibrar tus finanzas. Si te gusta realizar actividades de riesgo como deportes extremos realízalas sólo con el equipo de seguridad necesario y sin probar cosas nuevas; esas déjalas para cuando tengas recursos suficientes para atender cualquier posible accidente o problema de salud. Independientemente tengas o no utilidades cuida mucho todo tu ser: cuerpo, mente y espíritu. Descansa lo suficiente, come sano, haz ejercicio, medita, date tiempo para conocerte mejor (estar contigo mismo), cultiva relaciones sociales y familiares sanas, de pareja, principalmente.
  2. Paga sueldos. Recuerda más que nunca que tienes qué ajustar tus gastos personales a tu sueldo. Si observas que de plano es complicado mantener algunos empleados negocia con ellos un buen esquema de liquidación, siendo conscientes ambas partes de la situación y de los beneficios, ya que la ley del trabajo puede quebrarte en situaciones económicas complicadas.
  3. Paga a tus proveedores. Asegura una excelente comunicación, para que cuando se requiera negociar algo se cuente con la confianza necesaria de ambas partes.
  4. Paga tus impuestos. Aplica igual.
  5. Las demás no aplican porque no hay utilidades.

Gastos personales

Vale la pena también tomar en cuenta las prioridades para los gastos personales:

  1. Gastos básicos semanales. Una despensa completa y sana no debe faltar. Es muy fácil demostrar que realmente cuesta menos y toma poco tiempo preparar comida sana en casa que comprarla fuera o comer en restaurantes.
  2. Pagos varios del hogar. Pagos de la casa, auto, energía eléctrica, internet y teléfono, etc. Siempre primero todos los pagos.
  3. Paga tus deudas. Abona o liquida tus deudas personales. Procura comprar de contado y sólo cuando no existe otra opción compra a crédito. Si sigues estas recomendaciones, tu mismo ahorro e inversiones te darán lo suficiente para comprar de contado las cosas que vayas requiriendo.
  4. Ahorro. Antes de tus gustos personales separa el ahorro. Recuerda, en una etapa inicial es necesario contar con 3 meses de sueldo como ahorro y como meta lograr 6. Si combinas ahorro de la empresa y personal realmente tú tendrás dinero suficiente para vivir un año después de comenzar una temporada económicamente muy complicada (6 meses por la empresa y 6 meses por tu sueldo).
  5. Inversiones. Invierte en tangibles que crecen en valor con el tiempo y en intangibles para tu crecimiento personal (capacitación, desarrollo personal). Puedes también comenzar a generar una cuenta de inversiones, y comenzar a conocer cómo invertir en la bolsa.
  6. Compras adicionales. Ahora sí y si te quedó dinero: ¡date uno que otro gusto!
Espero que estos consejos te sean de utilidad, ya que yo los he aprendido a la mala... y como diría mi padre: espero ya finalmente hacer lo que yo mismo escribo, especialmente en este tema de manejo del dinero, porque sé que a los emprendedores al final nos gana la emoción, gastamos en cosas que no deberíamos y luego andamos sufriendo en temporadas de “vacas flacas”...